30 mayo 2016

Stuart Smith: "Heaven & Earth" (1998)


En la vida hay cosas que te sorprenden más que otras, sucede lo mismo con la música, hay discos que a uno no le dicen nada y otros que, sin embargo, se te quedan grabados a fuego para el resto de tus días. Hay discos que se hacen difíciles de digerir tras una primera escucha y otros que te hacen sentir algo desde la primera nota. Los hay de todos los colores y para todos los gustos, evidentemente un comentario sobre un disco es algo muy personal, por eso no me enrollo más y paso a contaros ya mismo mi impresión sobre el disco que os traigo esta semana.

Se trata de una joyita del año 1998, editado en una época en la que el Hard Rock ya no pitaba demasiado en el panorama musical y con una legión de seguidores en claro declibe. Seguramente sea esta la razón por la cual me sorprendió tantísimo encontrarme con este grandioso trabajo. Se trata de un disco del que me enamoré la primera vez que lo escuché, lo cual no es algo que me ocurra con demasiada frecuencia. Fue al comprobar la majestuosidad de sus composiciones y la grandilocuencia de sus melodías, unido a su sonido añejo que me evoca aquellos grandes trabajos de los años ochenta, algunos a los que incluso supera con creces. Estoy seguro de que si este disco hubiera sido concebido 10 años antes, estaría considerado como una de las joyas del género de todos los tiempos.

El señor Stuart Smith me dejó con la boca abierta cuando comencé a escuchar este “Heaven & Earth” y es que no es de extrañar, la calidad que rebosa cada nota del disco cuando te rodeas de un elenco de músicos de la talla de, atención; Paul Shortino, Richie Sambora, Joe Lynn Turner, Howard Leese, Glenn Hughes, Kelly Hansen, Carmine Appice, Chuck Wright, Mike Terrana o Paul Rodgers, entre otros. Todo esto no puedo sino dar como resultado esta sublime composición. Buenos contactos no le faltaron al ammigo Smith a la hora de reclutar artistas para colaborar en su ópera prima.

El trabajo tiene de todo, canciones instrumentales (tres), además de pasar por el blues, el rock & roll, y unos alucinantes temas de Hard Rock que te dejarán boquiabierto, todo ello perfectamente ensamblado para conformar un total de quince temas. A Stuart Smith, que toca la guitarra, lo acompañan a las voces cantantes como el gran Glenn Hughes con un temazo que se inicia con un dobro, muy country, y que se destapa después como un gran tema de Hard Rock, muy rítmico. Richie Sambora, por su parte nos regala una exquisita versión del “When a Blind Man Cries” de Deep Purple, interpretando las voces y las guitarras junto al propio Smith. Paul Shortino (Rough Cutt) interpreta tal vez uno de los temas más flojos de la grabación, no es que sea una mala canción, pero no me transmite tanto como las demás.

Los ocho temas restantes se los reparten equitativamente a las voces entre Kelly Hansen y Joe Lynn Turner; entre ellos podemos encontrar obras de arte como “Heaven & Earth”, exquisita de principio a fin, de lo mejorcito del disco. “Shadow of the Tyburn Tree”, una preciosa balada orquestada y con sonidos de flauta dulce, excepcional. Tampoco os perdáis “Trouble in Paradise”, un temazo con el que no podréis dejar de mover la cabeza y alzar los cuernos al viento.

Seguramente nunca escuchéis los discos que os cuelgo, tal vez ni siquiera estáis leyendo estas líneas, pero realmente creo que son trabajos difíciles de conseguir si no es en tiendas especializadas, así que si un día de vuestra vida os apetece escuchar algo distinto a lo que suena en los 40 principales este es un disco más que ideal para iniciarse en el mundo del rock. Qué os voy a decir… Totalmente recomendado.

Disfrútenlo...

https://mega.nz/#!mBh0SJob!R_sE-0LBgf7v26IfglyATydJt_snkmUaz-6oS30El9A