30 junio 2012

¡Estamos de vuelta!

Saludos a todos, ha pasado ya algún tiempo desde que me senté por última vez delante del ordenador para redactar la que, hasta ahora, fue la última entrada en el blog. Han sido casi diez meses de ausencia, una ausencia prácticamente forzada por las situaciones personales que me ha acontecido y que me han impedido dedicar el tiempo que hubiera deseado para seguir engrosando las líneas que adornan este diminuto espacio en la red.

En estos diez meses han sucedido muchas cosas, tal vez demasiadas, la mayoría de ellas nefastas si hablamos únicamente del plano deportivo. Los descensos del Efesé y el Reale, además de la fatídica noticia del reciente fallecimiento del joven ex futbolista del Efesé, Miki Roqué, entristecen y visten de luto a una Cartagena que disfrutaba de una buena salud deportiva y que se ha visto de repente mutilada y un tanto deprimida.

Desgraciadamente no puedo estar todo lo cerca que me gustaría del cotarro y he de seguir la actualidad de la ciudad desde la distancia,  pero mi ausencia es para mejorar en el ámbito laboral por lo que el sacrificio merece la  pena y será recompensado en un futuro cada vez menos lejano. Por esta razón tuve que dejar de escribir, que no de seguir visitando diariamente todos los blogs y páginas deportivas de Cartagena.

Sucede a veces que es desde fuera cuando obtienes una perspectiva más amplia de las cosas, una perspectiva que no aciertas a ver cuando lo tienes todo demasiado cerca, cuando estás inmerso en la espiral pero que desde la distancia se percibe mucho mejor.

Estos meses de silencio e inactividad me han servido para seguir todo desde la distancia, para comprobar que hay cosas que no cambian.

Me han servido para presenciar con tristeza como cierto sector de la afición se ha ido bajando del carro a medida que los resultados iban dirimiendo cual iba a ser el irremediable final de la temporada, un final de temporada que ya se veía venir si tenemos en cuenta la deficiente planificación de la plantilla (faltaba un organizador y un goleador, todos lo sabíamos).

Me han servido para comprobar que el club sigue estando a medio hacer y que este efímero paso por la Liga de Fútbol Profesional no ha servido para dar a la entidad la estructura profesionalizada que requería, con lo que se sigue funcionando como un “pseudo-cortijo” en el que el señor presidente –al que estoy muy agradecido- sigue actuando caprichosamente según sople el viento de uno u otro lugar.

Me han servido en definitiva para darme cuenta de que volvemos a estar en Segunda B, una categoría en la que el Cartagena por desgracia es un asiduo participante y de la que va a costar volver a salir por mucho que estén, desde ya, vendiendo humo con un ascenso fulminante. Seamos prudentes, aprendamos de nuestros errores y que la humildad no brille por su ausencia sino por su presencia día tras día en el devenir del equipo albinegro en este regreso a la triste categoría de bronce del maltrecho fútbol español.

Pues nada, aquí me tenéis de nuevo por si os apetece pasar unos segundos de vuestro valioso tiempo ojeando estas líneas. Espero que con mi regreso se invierta la dinámica del equipo y volvamos todos juntos, ahora que es cuando más falta hace arrimar el hombro, a la categoría que la ciudad y su gente se merece.

Saludos y long live Rock & Roll!!!!!

No hay comentarios: