27 enero 2017

No perdamos el norte

FOTO: SPORTCARTAGENA.ES
Se acaba el mes de enero y el Cartagena, que acabó la primera vuelta de la competición en primera posición de la tabla, ha decidido hacer una mini “revolución” en su plantilla. Son hasta cinco los jugadores que han abandonado (o están aún por hacerlo) la disciplina del club.

Insisto en que el club ha acabado la primera vuelta como campeón de invierno y estos cinco han contribuido en mayor o menor medida en que esto sea así. No quiero decir (ni mucho menos) que los que han venido o los que todavía están por venir sean peor que los que se marcharon pero, ojo, es importante que no se rompa el equilibrio ni el buen ambiente que ha reinado desde que comenzó la temporada en seno de la plantilla, importantísimo.

Yo confío plenamente en el trabajo de la directiva y cuerpo técnico porque creo que se han ganado el crédito con creces. Pero también considero que se han ganado ese crédito gracias a un trabajo comedido, prudente y forjado siempre desde la modestia. Me aterra ver que un equipo de segunda división B se viene arriba y comienza a actuar con cierta prepotencia y tengo la ligera impresión (ojalá me equivoque y sólo sea cosa mía) de que en el Cartagena está empezando a ocurrir algo así, repito, es sólo una impresión personal.



Creo que la plantilla, si al final llega un nueve de garantías, va a quedar bastante compensada. Somos conscientes de que el delantero que llegue, si es que al final cristaliza alguna negociación, no va a ser la primera (ni la segunda, ni la tercera) opción que tenía en mente la dirección deportiva, pero estoy seguro de que se fichará un buen delantero que al menos mantendrá a Arturo lo suficientemente motivado como para ver peligrar su puesto de delantero titular, puesto que tiene ahora más seguro de lo que lo ha tenido durante toda la temporada después de todas las bajas que ha sufrido el equipo en la zona de arriba. Eso para mí es síntoma de que la parte de arriba se ha debilitado (a día de la fecha).

No descarto que si no llega al final ese delantero que busca Belmonte, se dé marcha atrás y sea Hevia el que ocupe ese puesto, no es un delantero centro puro pero no creo que haya muchos futbolistas con más calidad que él por la segunda b. Eso sí, un plan específico para ponerlo en forma, por favor, porque el chaval tiene un problema con su forma física que probablemente ha sido la causa de su posible salida del club.

La salida de Rico era previsible porque ha bajado bastante su rendimiento y la de Fernando, después de las últimas noticias que han trascendido en torno a su persona está más que justificada. También salieron Quintana y Pablo Ortíz, dos jugadores que contaban bien poco para Monteagudo y a los que personalmente creo que se les podría haber sacado más partido.

Me gusta lo que se ha fichado, más Llorente que Ros, al que creo que se le ha cortado su progresión en Vigo. A Isi Ros todavía no he tenido oportunidad de verlo de albinegro pero por lo que he leído y escuchado tiene buena pinta. De Artiles también hablan maravillas por lo que creo que el equipo queda bien compensado a falta de ese delantero que llegará por lo visto a ultimísima hora.

En el debe, bajo mi punto de vista, está que el míster tenga un poco más de tacto a la hora de gestionar la plantilla, de utilizar a todos los futbolistas, de tenerlos enchufados y de lograr que se sientan todos importantes. Creo que hasta ahora adoleció un poco de esa mano izquierda tan necesaria y no sacó de la plantilla la totalidad del rendimiento que le podía haber obtenido.

No me gustaría que se entienda esto como algo negativo, nada más lejos de la realidad. El Cartagena está mejor que nunca, saneado económicamente, ingresando más que nunca en publicidad y merchandising, líder en la clasificación, con record de abonados en la categoría… Está claro que todos queremos sumar, yo el primero. Si alguna vez hago alguna crítica hacia el club de mis amores será siempre para intentar construir, jamás para lo contrario. Pero tampoco voy a ocultar lo que siento y creo que es bueno que todos, insisto, todos; recordemos dónde estábamos hace apenas un año y no perdamos jamás esa humildad, transparencia y naturalidad que tan bien se estaba llevando a cabo desde la entidad hasta hace unos días.

No hay comentarios: