25 julio 2010

¡Estamos de vuelta!

Hola a todos de nuevo. En primer lugar quería pedir disculpas, por enésima vez, por la inactividad del blog. Ya está, se acabó, esta semana finalizo mi año de destierro en Galicia; el próximo sábado volveré a Cartagena, a pasar calor, la próxima semana espero coger vacaciones y poder disfrutar, por fin, de mi familia y de mi gente. Ha sido un año duro, más largo de lo que me esperaba; un año especial en el que he experimentado muchísimas sensaciones, buenas y malas; un año, cuanto menos extraño, en el que he vivido desde la distancia muchísimas cosas.

Pero, como una vez dijo Eric Draven, "no llueve eternamente" y todo acaba por llegar, se acabó mi año en Galicia al igual que finalizó la excepcional temporada con la que el FC Cartagena hizo vibrar a toda una ciudad, una temporada que vistió como nunca de albinegro las calles una ciudad que antaño yacía futbolísticamente muerta, una temporada que consiguió unir y movilizar a las gentes de Cartagena, algo extremadamente complicado.

Es por todo lo anteriormente expuesto por lo que me duele más todo lo relacionado con la campaña de abonos. Comenzando con en el tema de los precios, los cuales me parecen exageradamente altos en relación con lo que fueron la pasada temporada. Tengo la sensación de que en el club han pecado un poquito de oportunistas y han querido aprovechar la ilusión generada la pasada campaña para, en tiempos de crisis en los que todos nos las vemos y nos las deseamos para salir adelante, subir los precios de los abonos un 100% en algunos casos. Y ya no sólo la desmesurada subida, sino el hecho de que hay que pagarlo todo de una vez. Esa creo que es la única razón por la que el número de abonados ha sido tan inferior a lo esperado.

No hay que buscarle los seis pies al gato diciendo que se ha perdido la ilusión, que si pitos o que si flautas. Desgraciadamente hoy en día el dinero lo mueve todo, para bien y para mal, y en la vida hay que establecer prioridades. Sé de buena tinta que hay mucha gente que, con todo el dolor de su corazón, no puede sacar su abono porque le es imposible desembolsar esa cantidad de dinero de una sola vez.

Pero al César lo que es del César, no todo en el Cartagena se hace mal, ni mucho menos. Es verdad que muchas veces (quizás demasiadas) en el club se paga la inexperiencia. Hay que recordar que el Cartagena es un club que acaba de aterrizar en el fútbol profesional y al cual le quedan muchas cosas por pulir. Nadie duda de que las intenciones sean las mejores del mundo, pero está claro que aún queda mucho por mejorar. El año pasado con poco presupuesto se consiguió formar una plantilla compensada y de nivel que fue la revelación del campeonato. Nadie pensaba que el equipo estaría arriba, pero el mero hecho de estar en Segunda División (aún sabiendo que se iba a sufrir para lograr la permanencia) generaba ilusión, mucha ilusión. Este año parece que nos hemos vuelto exquisitos, que llevamos 15 años en la élite y que las exigencias son máximas. Sinceramente, creo que nos equivocamos. La humildad es algo que nunca debería perderse y el saber quiénes somos y de dónde venimos tampoco. Numero de abonados a parte, hay ciertos comentarios se me antojan fuera de lugar. Deberíamos de tirar un poquito de memoria y ver dónde estábamos hace tan sólo un año y medio y dónde queremos llegar.

Queda un mes para el comienzo liguero, el equipo ya trabaja a las órdenes del técnico (adorado por unos y dilapidado por otros). Yo quiero destacar el buen trabajo de Buitrago a la hora de mantener la base de la pasada campaña, es verdad que la plantilla parece un poco mayor, sobre todo con Cygan y Victor, pero creo que son jugadores que pueden aportar mucho a este equipo, tanto dentro como fuera del terreno de juego. Aplaudo también la renovación de Mariano, así como la de Txiki y Pablo Ruiz. En el debe de Buitrago podemos colocar la marcha de De Lucas y Falcón; el primero por su calidad y porque fue decisivo en muchas fases del campeonato y el segundo por sus aportaciones en el terreno de juego, pero sobre todo por su carácter fuera de él.

En cuanto a los fichajes, una incógnita, en un principio todos parten con posibilidades y hay que dar un margen de confianza a todos y cada uno de ellos para tratar de ganarse un puesto en el once inicial. Rebollo, Manu, Riau, Bothelo y Goitia. A priori parece que hay exceso de carga por la banda izquierda, ya que a Clavero se unene Manu, Riau y Bothelo, todos ellos se mueven en demarcaciones similares, aunque parece que los dos últimos pueden hacerlo más adelantados. Goitia, por su parte viene a cubrir el hueco de un Lobo Vigil que pasó prácticamente desapercibido por Cartagena.

Para los nuevos fichajes, para los que continúan, para los que vendrán, para los aficionados que continúan, para los que lo harán y para los que se decidan a subir al barco más adelante, a todos ellos mucha suerte. Que la ilusión y el buen hacer de la pasada temporada nos acompañe durante esta que comienza. Un saludo para todos. ¡Estamos de vuelta!

5 comentarios:

  1. ¡¡ a ver si es verdad que estés ya en activo en el blog ¡¡ por cierto mi blog creo que lo tienes un poquito abandonao eh ¿¿?? jejej ¡¡ saludos ¡¡

    ResponderEliminar
  2. Ya se echaba de menos el blog de dubo,esperemos que este año en el blog se hablen de grandes noticias y que se pueda conseguir este año lo que no se pudo el año pasado.

    Un saludo

    ResponderEliminar
  3. Bienvenido es una buena noticia te seguire leyendo
    saludos desde Malaga

    ResponderEliminar
  4. Anónimo26/7/10 0:40

    Enhorabuena por la nueva imagen ,será como una nueva etapa,asi que empiezas 2 etapas nuevas a la vez,tu vuelta a casa y el lavado de cara del blog.
    Suerte en todos los nuevos proyectos,saludos!! :-)

    ResponderEliminar
  5. Ni siquiera mencionas la victoria de España en el Mundial. Está bien hablar de la temporada de F.C. Cartagena pero La Roja es La Roja. No seas tan ultra.

    ResponderEliminar

COMENTA ESTA ENTRADA ¡ES GRATIS!