PRETEMPORADA

PRETEMPORADA

20 abril 2008

1-1: Nada de nada.


Una jornada mas en casa, y de nuevo una oportunidad perdida, una oportunidad para volver a engancharse a los puestos altos de la clasificación, después de las derrotas del Águilas y el Mérida, y las victorias de Granada y Melilla, el Cartagena recorta un punto con respecto al cuarto clasificado, pero dice practicamente a cualquier posibilidad real, que no matemática, de aspirar incluso a jugar la Copa del Rey.


Y es que después de lo acontecido hoy en el Cartagonova está claro que esta temporada no hay nada que hacer, que se ha vuelto a apagar esa llama que parecía más viva que nunca hace un mes, pero que fue tan solo un espejismo. La verdad es que semana tras semana me cuesta más hacer la crónica, me cuesta más ponerme frente al ordenador y ver como se pierden las oportunidades que el resto de equipos están dando, parece que nadie quiere esa cuarta plaza, yo tal vez apostaría por el Granada o el Melilla, que vienen fuertes de abajo, y que hace tan solo dos semanas nadie contaba con ellos, el Águilas por su parte lleva dos semanas consecutivas perdiendo, y el Mérida solamente ha conseguido tres de los últimos doce puntos disputados, mientras Granada y Melilla han conseguido diez y nueve respectivamente en estas últimas cuatro jornadas. El Cartagena por su parte en estos cuatro partidos ha logrado dos puntos, cifra con la cual no se puede aspirar mas que a mantenerse en la categoría, demasiado bien estamos.


Aún así, se ha recortado un punto con el cuarto, quedan doce en juego y el playoff está a cinco, pero aunque hay enfrentamientos con Águilas y Mérida, ni veo capaz al Cartagena de ganarlos (visto lo visto en las ultimas jornadas) ni creo que fallen Granada y Melilla. Hoy la alineación que presentó Pichi Lucas fue la compuesta por Alejandro (Caballero al banquillo), Ormazábal, Orlando, Lusarreta, Alcántara, Rocha, Mariano, Curro, Lafuente, Sívori y Molist.


Ya empezaba todo muy raro desde el minuto de silencio guardado por el fallecimiento el pasao domingo de la madre de Paco Gómez; muy pronto se adelantaba el Cartagena en el marcador, tras una internada de Rocha por banda derecha, que pone el balón raso al punto de penalti al que no llega Molist en primera instancia, y el balón fue al segundo palo, donde llegaba de atrás Lafuente que la empujaba dentro de la portería, tan raro estaba el ambiente, que los poco mas de 1.000 aficionados (siendo generosos) apenas celebraron el gol, ha sido una sensación bastante extraña durante todo el partido, tanto la afición como el equipo estuvieron muy fríos, en esta primera mitad se perdieron algunas ocasiones claras de marcar, una vez mas los delanteros siguen fallando goles imperdonables. Lafuente tuvo que retirarse aquejado de un dolor en el talón, su lugar lo ocupó Benitez, que estuvo, como casi todo el equipo bastante desafortunado.


En la segunda mitad, mas de lo mismo, el Cartagena llegaba, pero una y otra vez los delanteros fallaban cara a puerta, de verdad, no se como explicarlo, pero parece increíble. Rocha abandonó el encuentro previsiblemente lesionado también, su lugar lo ocupó un Leo totalmente fuera de forma, y de sitio, precisamente tras una perdida de balón de Leo en el centro del campo vino la contra del Baza, que acabaría en penalty de Ormazábal y en el gol del empate (que se veía venir).


Después de esto se siguieron fallando ocasiones, Molist tuvo en todo el partido dos o tres mano a mano con el portero que no supo materializar, Sivori caía en fuera de juego constantemente, Benitez puso alguna buena bola, al igual que Rocha mientras estuvo en el terreno de juego, con alguna llegada de ambos que tampoco supieron definir. El Baza ponía también peligro en la portería hoy defendida por Alejandro, que tuvo alguna buena intervención, y a punto estuvo de detener el penalti que convirtió Belencoso, haciendo su decimocuarto tanto de la temporada.


Koeman entró al campo a falta de diez minutos para el final, pero no tuvo ni una ocasión y no fue el revulsivo que se esperaba, el Cartagena parecía extasiado, fuera del partido, sin ideas, sin criterio a la hora de jugar, sin intensidad, como dije antes muy extraña la sensación, parece que han bajado los brazos, y la moral está muy tocada.


Nada más, ya no hago mas cuentas, solo esperar a que acabe la temporada, y ver que tal, espero que sigan luchando hasta el final para intentar ocupar el mejor puesto posible, aunque sea por orgullo propio, y por respeto al club que les paga religiosamente todos los meses y los cada vez menos aficionados que vamos a verlos cada domingo, un detalle el marcador del estadio marcaba 1-0 al final del partido, con eso nos hubieramos conformado todos los presentes, estaríamos a tres puntos del Águilas y tal vez con la moral un poco mas alta, lo que cambian las cosas en una décima de segundo... serían dos puntos mas, y un minuto de la semana pasada, serían tres puntos mas... todo esto sumado, hace un total de, mmm... 54 puntos!!
Nos lo hemos buscado nosotros, es lo que hay, nada de nada.

4 comentarios:

  1. Tienes razón Dubo. Ya no merece la pena hacer más cuentas. ¿Para qué?

    Estoy cansado y asqueado. Cansado de sufrir, de ilusionarme y de llevarme el batacazo, un año y otro año, y otro y otro. Cansado de imaginarme cómo sería el día del ascenso cuando el árbitro pitara el final y estuviéramos en Segunda A: la gente saltaría al campo, se abrazarían unos a otros sin saber siquiera quiénes son(que importa!), habría caravana de coches pitando por la ciudad, desplegando banderas y gritando Efesé, Efesé!!. Mira que he imaginado esto veces pensando "este año sí...".

    Tengo 41 años y mi padre empezó a llevarme al fútbol con 3 años. Siempre hablábamos de cómo sería cuando el Cartagena estuviera en primera, de lo que íbamos a disfrutar. Mi padre murió hace dos años y la vida me ha privado de experimentar esa sensación. Ahora esa ilusión la traslado a mi hijo mayor. El ha nacido y vivimos en Madrid pero, también desde los 3 años está yendo al Cartagonova y el Efesé es su equipo del alma...

    Y estos meses que nos quedan hasta el final de liga van a ser (una vez más) duros: ver (una vez más) como otros (siempre los otros) celebran títulos, se bañan en fuentes, consiguen victorias imposibles. Será (es) envidia pero no puedo soportar ver esas imágenes de alegría.

    Y como todos los años intentaré concienciarme de que sólo es fútbol, de que hay muchas más cosas (y más importantes) en la vida...Todo esto es cierto pero siempre queda dentro el amargor, la impotencia de que, un año más, no ha podido ser...

    Sé que estas todas estas sensaciones son compartidas por muchos de vosotros que, por encima de todo, sois y queréis al Cartagena. Para todos vosotros, ánimo!!

    ResponderEliminar
  2. Pero mientras quedan puntos en juego y posibilidades, hay que apurarlas. quedan 12 puntos. Ganando en aguilas estaremos a 2 puntos y quedaran 9 por disputar.

    ResponderEliminar
  3. Lo increíble del caso es que aún tengamos opciones matemáticas, a las dos de la tarde estábamos camino del tanatorio con encefalograma plano, a las 8 de la tarde Melilla y Écija se han empeñado en dar vida a este enfermo moribundo y aplazar la defunción una semana más (pues otro año nos vestiremos de luto). Estoy contigo Dubo en lo referente a que es difícil por no decir imposible que este equipo, que es una nulidad absoluta en ataque (esta mañana nos hemos hasta mofado porque era algo cómico las ocasiones falladas)pueda ganar en Águilas y luego al Mérida, pero en fin, veamos cuando se desconecta el interruptor de manera definitiva....

    ResponderEliminar

COMENTA ESTA ENTRADA ¡ES GRATIS!