30 septiembre 2010

Vendrán días mejores.

No es que pinten demasiado bien las cosas en cuanto a resultados dentro del FC Cartagena. El equipo está realizando una temporada bastante irregular, con resultados tan dispares como las goleadas endosadas al Xerez y Barça B, y las derrotas ente Córdoba, Numancia y Elche. Parece claro que lo de la pasada temporada hay que ir olvidándolo para centrarnos en este segundo año en la categoría; un año en el que todos (de rey a paje) deberíamos cambiar un poco el chip y reconsiderar los objetivos marcados al inicio de la temporada.

Y es que el FC Cartagena, lejos de ser un equipo que imponga respeto, se ha convertido en un equipo previsible, que trata de jugar bonito, sí, pero con un juego fácilmente contrarrestable por sus rivales, que parecen haber tomado nota del buen juego de la pasada campaña y saben a pies juntillas como frenarlo. Este Cartagena necesita confianza, seguro que conforme vaya avanzando la competición el equipo irá obteniendo resultados, pero no se debería añadir más presión que la estrictamente razonable. Y lo que dicta la razón y la lógica es que el FC Cartagena es un equipo recién ascendido a Segunda y su presupuesto no está, ni siquiera, entre los diez más importantes de la categoría.

Creo que, a veces, ciertos medios de comunicación tienden a dramatizar las situaciones y a buscar las cosquillas en el momento menos indicado. Algunos están sedientos de generar noticias y ofrecer primicias, no les importa tirar piedras sobre el tejado del FC Cartagena para conseguirlo. La afición es sabia, la afición es soberana, todo esto son tópicos, pero también es verdad que la afición (y en especial en Cartagena) se calienta rápido y luego pasa lo que pasa.

El Cartagena se está convirtiendo en un equipo salvador de rivales, el Numancia ganó su primer encuentro ante los de JIM, el Córdoba hizo tres cuartos de lo mismo la semana pasada en el Cartagonova, y este próximo fin de semana los albinegros se enfrentan a un CD Tenerife con “cero” puntos en su casillero y que estrena nuevo entrenador… yo no digo nada que luego todo se sabe.

El otro día escuchaba en una emisora de radio al presidente del Cartagena, el periodista le realizaba preguntas con cierta mala intención y buscando en todo momento la polémica, ya sabemos que al presidente le hace falta poco para que se vaya de la lengua, y eso lo saben bien al otro lado del Puerto de la Cadena. También he podido observar en medios locales hablados y escritos comentarios que no hacen más que generar incertidumbre en torno al equipo y añadir más presión de la necesaria a estas alturas de temporada. La temporada pasada fue excelente, extraordinaria, soberbia, pero ya se acabó, y todos sabíamos que lo realizado es muy difícil de igualar.

Sería bueno que comenzáramos a dejar de tener como referencia lo sucedido en la pasada temporada y empezásemos a disfrutar de esta, disfrutar de la categoría y del equipo, apoyándolo siempre, en lo bueno y en lo malo (como los buenos matrimonios), sin presión, tendiendo siempre la mano cuando el equipo está derrumbado, que es cuando realmente hace falta. Lo otro es fácil, todos sabemos subirnos al carro de las victorias, pero el verdadero aficionado es el que sabe apreciar las virtudes y es comprensivo con los defectos. Así, de esta forma, todo será mucho más fácil. Que vuelva la ilusión, por favor, somos unos privilegiados y esto no ha hecho más que comenzar.

Os dejo con un vídeo que preparé al final de la temporada pasada pero que bien vale para esta, la letra tiene mucho mensaje.

1 comentario:

  1. Jose David1/10/10 16:36

    Amigo, el Cartagena saldrá de esta. Si todos pensaran como tu todo seria mas facil. La liga es muy larta, no desespereis. Saludos desde Málaga.

    ResponderEliminar

COMENTA ESTA ENTRADA ¡ES GRATIS!