21 noviembre 2010

El Cartagena toma aire ante un Betis sin ambición


FC Cartagena y Real Betis Balompié disputaron uno de los encuentros más atractivos que pueden verse hoy por hoy en la categoría de plata del fútbol español. La nota negativa fue la escasa entrada que se registró en el Municipal Cartagonova, teniendo en cuenta la categoría y la racha del rival de turno, un Real Betis que se presentaba en la ciudad departamental como líder de Segunda y con unos números de récord. Unos 6000 espectadores fueron los que finalmente pasaron por taquilla para presenciar la victoria del Cartagena ante el líder.

Si hay una palabra con la que puede definirse el primer tramo del partido, esta sería “respeto”, el que se tuvieron ambos equipos durante bastantes minutos hasta que se tomaron el pulso el uno al otro. Fue en ese momento cuando los locales decidieron dar un paso adelante, si bien es verdad que no generaron demasiado peligro durante los primeros cuarenta y cinco minutos, no es menos cierto que el Cartagena fue el único equipo que intentó batir la portería rival, con mayor o menor fortuna.

El Betis no veía peligrar demasiado su portería y tal vez pecó un poco de conservador, posiblemente la bajas de Dorado y de su mundialista Emaná influyeran en que los de la capital andaluza no llevaran demasiado peligro sobre la portería defendida por Kiko Casilla. Un acercamiento en el minuto diez de la segunda mitad fue la primera ocasión del Betis, el balón lo despejó el portero local a córner. El segundo acercamiento peligroso supuso el primer gol del encuentro, una buena jugada por banda izquierda que pilló algo descolocada a la zaga albinegra puso el 0-1 en el electrónico y la alegría en los cerca de 300 seguidores verdiblancos que se habían desplazado para animar a su equipo. A partir de ese momento el líder se dedicó, de nuevo, a nadar y guardar la ropa.

Los de Juan Ignacio no podían permitirse otro tropiezo, y mucho menos ante su público. El Cartagena dio un paso al frente y metió al Betis en su campo, avisó primero Mariano al rematar un córner que se fue al palo después de que Goitia metiera la manopla. Poco después llegaría la jugada clave del encuentro; Beñat, que a penas llevaba sobre el terreno de juego veinte minutos, vio la segunda cartulina amarilla por una entrada sobre Lafuente en el centro del campo. A partir de este momento, el dominio ¬–que ya era de los locales– se acrecentó aún más y el Betis se echó todavía más atrás. Cygán, de nuevo de córner, estuvo a punto de poner la igualada en el marcador, pero una gran intervención del portero visitante lo evitó. El acoso local seguía y una falta al borde del área cometida sobre Toché fue ejecutada por el propio delantero santomerano de forma magistral, colocando el balón en la escuadra de la portería defendida por Goitia, que no pudo hacer nada para detener el cañonazo de un motivadísimo Toché.

Corría el minuto 86 y aún quedaba tiempo para la remontada. Remontada que no se hizo esperar demasiado; tres minutos más tarde era de nuevo Toché el que remataba –esta vez de cabeza– un balón centrado por Víctor desde la derecha e inclinaba el marcador hacia el lado local.

Al final aparecieron los nervios y al colegiado se le fue un pocoquitín la mano con las cartulinas, Rubén Castro y Juande vieron amarilla en los últimos compases del partido. Miki Roqué fue expulsado con roja directa en el minuto 89 y el técnico Pepe Mel por doble amarilla (min. 87 y 89)

Finalmente ganó el que puso más ambición, el Cartagena sigue mostrando en ciertos momentos del juego síntomas de ansiedad y precipitación pero, a poco que los resultados acompañen y que se juegue con el mismo nivel de concentración e intensidad, este Cartagena puede dar más de un susto a los grandes de la categoría, ya lo ha hecho con el Betis, solventando así una de las asignaturas pendientes de la pasada campaña. La próxima semana toca ir a Zorrilla, un empate allí no sería mal resultado para el Cartagena si en casa se sigue sumando de tres en tres.

F.C. Cartagena: Kiko Casilla; Expósito (Goiria, m.80), Cala, Cygan, Clavero (Keko, m.71); Mariano Sánchez, Longás, Iñaki Muñoz (Lafuente, m.62), Botelho; Víctor y Toché.

Real Betis: Goitía; Salva Sevilla (Roversio, m.89), Miki Roqué, Belenguer, Isidoro; Juande, Iriney, Nacho, Ezequiel (Beñat, m.53); Rubén Castro y Jorge Molina (Arzu, m.74).

Goles: 0-1, Rubén Castro (min. 62); 1-1, Toché (min.86); 2-1, Toché (min.89).

4 comentarios:

  1. enhorabuena por la victoria ante un rival peligroso
    saludos

    ResponderEliminar
  2. Enhorabuena y mis felicitaciones amigo , pero entre el arbitro , arzu y la expulsion de beñat nos privaron de una victoria casi segura ¡ saludos ¡

    ResponderEliminar
  3. sentir1907, gracias, pero para ganar hay que proponer más cosas y el Betis vino a Cartagena demasiado confiado de la victoria y ofreciendo bien poquito fútbol. Ganó el que más lo buscó.

    ResponderEliminar
  4. Bueno, en ocasiones claras no lo buscó ninguno, ya que el Cartagena tampoco creó nada de peligro antes de los goles.

    Al Betis con lo poco que ofreció le valía para llevarse los 3 puntos, pero si ya es dificil luchar ante cualquier rival, si el arbitro también se te pone en contra es demasiado y eso es lo que sucedió.

    Saludos.

    ResponderEliminar

COMENTA ESTA ENTRADA ¡ES GRATIS!