05 marzo 2017

Lynch Mob "Wicked Sensation" (1990)

Fue a final de la década de los ochenta cuando George Lynch abandonó Dokken, el grupo con el que tantos éxitos cosechó. El mal rollo entre él y Don Dokken era por todos conocido, dos grandes egos enfrantados difícilmente pueden tener un buen final. Fué tras la gira japonesa que se culminó con el álbum en directo "Beast From The East", editado en el año '88, donde todo estalló y terminó con la salida del guitar-hero de la banda de Don Dokken. El grupo se disolvía y, mientras el bajista Jeff Pilson formó su propio grupo, el batería Mick Brown acompañó a George Lynch en un nuevo proyecto hardrockero llamado Lynch Mob y cuyo disco debut es el que hoy os presento.

Un disco que fué editado en el año '90 donde Lynch contó con el desconocido vocalista Oni Logan que provenía de una banda local del sur de Florida llamada Diamond Rose. Logan se convirtió en el complemento perfecto para el característico sonido agresivo y afilado de la guitarra de Mr. Lynch.

Wicked Sensation es, como casi todo lo que os traigo, un magnífico álbum, especialmente diseñado para el lucimiento de Lynch en las seis cuerdas y donde no faltan los exquisitos riffs, licks y solos de los que hace gala este disco. Pero no es el único elemento destacado que nos vamos a encontrar aquí, ya que el soberbio trabajazo que se marcan Mick Brown y Anthony Expósito en la base rítmica, unido a la gran labor vocal de Oni Logan, bien complementada por los efectivos coros que poseen los estribillos, conforman una mezcla explosiva que a buen seguro dejará satisfecho al más exigente seguidor hardrockero.

El álbum comineza con "Wicked Sensation" en la que el grupo nos va a dejar bien claro la calidad compositiva de la que gozan sus temas y el impresionante nivelazo que van a mostrar a lo largo del disco.

Temas como "River Of Love", destacando su marcado riff, o "Sweet Sister Mercy" nos muestran la facilidad de esta banda para crear hits en potencia donde los pegadizos estribillos nos van a entrar desde su primera escucha y se quedarán grabado en nuestra memoria para siempre.

El disco, como es normal tiene altibajos, con sonido más típico y previsible encontramos "Dance Of The Dogs" donde su mayor atractivo radica en el buen trabajo que se marca Lynch en la seis cuerdas, y lo mismo pasa con la siguiente "Rain", enfocada al medio-tiempo, y que pese a sus buenas dotes interpretativas se le aprecia una falta de gancho para que el tema llegue a cuajar como una genialidad, y donde nos puede llegar a resultar un poco sosete.

Un gancho que si vamos a encontrar en la enorme "No Bed Of Roses", que devuelve el buen nivel del álbum con un tema atractivo, dinámico, de estribillo pegadizo y buscando descaradamente convertirse en un hit.

La balada del disco llega con "Through These Eyes", bien trabajada instrumentalmente y que no decae en cuanto a calidad y clase, bastante preciosista y con Oni Logan derrochando sentimiento con su rasgada voz.

Y encontramos una nueva genialidad en "For A Million Years", un tema con una gran riqueza compositiva, donde Lynch nos muestra su calidad a las seis cuerdas. El álbum cierra con la directa y contundente "Street Fightin' Man.

En definitiva, "Wicked Sensation" es un magistral ejemplo de Hard Rock ejecutado con una obvia maestría y donde George Lynch dió rienda suelta a todas las composiciones que tenía en mente en este proyecto en solitario que no dejará indiferente a ningún amante del buen rock.

Espero que sea de vuestro agrado. Salud y rock & roll!!


No hay comentarios: