31 mayo 2008

Se cierra el telón.


El entrenamiento de ayer viernes fue el último para muchos de los componentes de la plantilla del Efesé en este club, y es que ayer se dio por finiquitada temporada, con un mes de antelación sobre lo previsto, y es que como todos sabemos, el equipo no se ha clasificado para los play off, y por lo tanto ya está todo el pescado vendido, y se han adelantado las vacaciones en un mes.

La plantilla ha perdonado la mensualidad del mes de Junio, y se ha marchado de vacaciones cobrando las de Abril y Mayo, por que se van con dinerito fresco en el bolsillo para incorporarse a mediados de Julio a sus equipos, algunos volverán al efesé y otros habrán de buscarse nuevos destinos.

Despedida fría por tanto, en la que los jugadores se despidieron sin saber aún su destino la próxima campaña, ya que hasta que no conozcan el proyecto de la siguiente temporada, algunos no darán respuesta a las ofertas de renovación que se le han realizado por parte del Cartagena, y es que después de la espantada de Anquela, los jugadores ven como el club carece de organigrama técnico, no hay ni entrenador, ni segundo, ni entrenador de porteros, el preparador físico también prefiere esperar a ver el proyecto para continuar, aunque tiene una oferta sobre la mesa, en fin, que todo está bastante parado.

Parece que no hay prisa, pero lo cierto es que desde otros clubes ya se trabaja y se van viendo los frutos, mientras aquí, parece que nada cambia, y se sigue en la misma tónica que en temporadas anteriores, y para esta temporada, lejos de reforzar el organigrama del equipo, parece que se está reduciendo en efectivos, en fin, que os voy a contar que no sepáis.

En el tema del entrenador, y una vez que Anquela, el primer candidato ha renovado con el AD Alcorcón, vuelven a sonar nombres, entre los que está el de Carlos Orúe, Del Barrio, Benigno Sánchez, Fabri o Miguel Rivera; el que aparentemente tiene más posiblidades de hacerse con el banquillo cartagenerista es Del Barrio, aunque yo le daría una oportunidad a Miguel Rivera, entrenador al que ya conocemos por estos lares, y al cual el Cartagena le debe una, además de que es un hombre humilde y trabajador, pero claro está que el que decide es Paco Gómez, ni Buitrago, ni nadie, y ahí empiezan los problemas del Cartagena, si Paco Gómez sigue sin dejar trabajar a los profesionales, ninguno querrá venir, y la prueba está en que hay jugadores, que a pesar de haber cobrado religiosamente sus mensualidades (caso de Ormazábal) quieren abandonar el club, para embarcarse en proyectos mas serios, y esto es lo que hay, y que lo que habrá, porque mientras esté Paco Gómez, el será el jefe, seguirá sufriendo de arrebatos, y hará y deshará a su voluntad.

Pero bueno, que otro año comienza, el que quiera jugar a la lotería que compre su abono, esto acaba de terminar y enseguida comienza de nuevo; para empezar, esta semana conoceremos al nuevo entrenador, y espero que se vayan cubriendo los puestos vacantes, por la cuenta que nos trae.

1 comentario:

Anónimo dijo...

A FICHAAAARRRR...