03 marzo 2010

¡Podemos!

Ha transcurrido ya prácticamente una semana desde la última vez que me senté a escribir algo para el blog y, sinceramente, tampoco es que sepa muy bien lo que voy a escribir ahora. Son muchas las cosas que se me pasan por la cabeza, tantas que no tengo palabras para expresarlas; han sido muchos los acontecimientos, muchas las sensaciones y muchas las apreciaciones que se podrían hacer de todo ello.

El domingo pasado se perdió una excepcional ocasión para haber abierto una brecha casi insalvable con uno de los gallitos de la categoría; se perdió también a un hombre importante como es Ander Lafuente, que estará de baja durante unas tres semanas; se perdió otra oportunidad de hacer del Cartagonova un fortín (lo cierto es que se están perdiendo demasiados puntos en casa). Pero a su vez el domingo se pudo comprobar que el Cartagena tiene casta. Se comprobó que los fichajes de invierno han sido acertados, que Balboa puede darnos muchas alegrías, que Juan Carlos Moreno tiene una zurda que es un guante y que, a poco que Etxeita (del que sus compañeros hablan maravillas) y Vigil se pongan al nivel del resto, pueden comenzar también a ser piezas importantes en este equipo.

Pero lo más positivo, lo que más me alegró fue ver el gran ambiente que se pudo vivir en el Cartagonova, no os imagináis lo que me gustaría poder vivir este sueño de primera mano y no desde la distancia, pero las cosas suceden así, qué le vamos a hacer… No se puede poner ningún “pero” a la afición, una afición que está de diez. Aunque sí me gustaría pedirles, suplicarles, un plus de esfuerzo; porque de ellos toman aliento nuestros futbolistas cuando creen que no pueden más, porque ellos son sus piernas cuando piensan que ya no pueden correr, y porque ellos marcan los goles cuando parece que todo está perdido; la afición es una parte muy importante, y ese apoyo incondicional ha de ser cada vez más fuerte hasta que acabe la temporada.

Tengo la extraña impresión de que el Cartagena, equipo que a día de hoy sigue siendo denominado «revelación», es admirado por muchos (debido a la gran campaña que está llevando a cabo), pero a la vez odiado por otros tantos. Esos tantos son los que creen que nuestro Cartagena está ostentando una plaza que les pertenece, como si nadie más pudiera tener derecho a soñar, como si les estuviéramos sustrayendo algo que es suyo.

Lo cierto es que el Cartagena está ocupando puestos de ascenso desde que la temporada comenzó, a penas los ha abandonado, si acaso en dos o tres jornadas, lo que demuestra que no es fruto de la suerte ni flor de un día. La realidad es que el Cartagena lleva en la zona noble más tiempo que ningún otro equipo, aunque denoto que muchos, sobre todo los a priori favoritos, se empeñan en dar por muerto a nuestro Efesé.

La presión va a ser grande, cada vez mayor; los grandes de la categoría quieren ascender, han invertido mucho y la Liga de las Estrellas es muy golosa; la liga parece muy larga pero ya sólo quedan dieciséis jornadas y los medios de comunicación nacionales apuestan más por otro tipo de equipos. Todo esto es verdad, pero frente a toda esa presión está la ilusión de un equipo; un equipo que es casi como una familia; un equipo que, espoleado por una afición, una ciudad, una comarca y yo diría también que una región, que están ilusionadas como nunca tras tantísimos años de infortunios y penurias; resurge ahora con una fuerza inusitada para presentar su firme candidatura a pelear codo con codo con los más grandes por un ascenso impensable hace tan solo 5 meses.

Por todo lo anterior, y emulando las declaraciones del señor Víctor Fernández, entrenador del Real Betis Balompié, tras su partido ante el Cartagena; y con el permiso de Numancia, Rayo Vallecano, Levante, Gimnástica de Tarragona, y el propio Real Betis; es por lo que creo que el Cartagena, plagado de jugadores con experiencia, va a pelear por ascender de categoría, le pese a quien le pese.

1 comentario:

El Blog Algecirista dijo...

Gran articulo y estoy de acuerdo en el ultimo parrafo,el cual muy seguro el cartagena dara guerra hasta la ultima jornada por ascender a primera.

Un saludo crack