24 julio 2017

¿Aceptamos el reto? ... por Sebastían García (@chanes1986)

Foto perfil Twitter de @chanes1986
Corren tiempos extraños en el mundo del fútbol, tiempos en los que impera la canallesca, y esto desgraciadamente no es flor de un día, es algo que se lleva gestando desde hace muchos años (demasiados); clubes de los llamados “históricos”, que han basado su gestión en la cultura del pelotazo, ofreciendo cantidades de dinero desorbitadas a futbolistas, saliéndose totalmente de lo presupuestado y generando una deuda absolutamente inasumible en la actualidad, sólo por el ansia de competir en un absurdo concurso de “a ver quién saca más barriga”.
 

Pero los mayores culpables de que esto haya llegado hasta la situación actual no son los clubes, son los estamentos que han permitido durante años y años que esto sucediese, y a día de hoy se sigue permitiendo que estos clubes, escudándose en el vacío legal existente, sigan llevando a cabo este tipo de gestión que lo único que supone es un daño irreparable al fútbol. 

En este sentido, resulta un tanto esquizofrénico que clubes como el F.C Cartagena, entre otros, que llevan un tiempo haciendo las cosas con sentido común, liquidando su deuda y firmando jugadores sin salirse de lo presupuestado, sean criticados por ello (no me refiero a crítica constructiva, sino a salvajadas que he leído en algunos medios), y sin embargo se premie la actitud de otros clubes que se queman a lo bonzo sólo porque piensan que tienen el derecho divino de ascender. 

Dicho esto solo me queda lanzar una pregunta a la afición del F.C Cartagena: ¿Realmente estamos preparados para aceptar el reto? Y cuando digo aceptar el reto no me refiero únicamente a sacarse el abono como todos los años, me refiero al reto que supone aceptar este proyecto, basado en una gestión responsable, en no volverse loco con los gastos. Estos gestores pueden cometer errores, pero el error no es malo, es algo que nos hace humanos, que nos ayuda a aprender, no hay que confundir cometer errores con realizar una mala gestión. 

Espero de todo corazón que sepamos valorar lo que ahora tenemos y que nunca más tenga que ver a mi equipo arrodillado suplicando cobrar, el resto (ascensos, alegrías), llegará tarde o temprano, va a haber mimbres para ello. 

Por último, me gustaría hacer una reflexión sobre un acontecimiento del pasado de nuestro club como fue el “casi ascenso” a primera en la temporada 2.009/2.010; algunos me llamarán loco por lo que voy a decir, pero creo que lo que sucedió esa temporada nos perjudicó más que otra cosa, nos creímos en la cresta de la ola, que teníamos que subir sí o sí, y eso supuso el principio del fin, la temporada siguiente nos supo a poco el mantenernos, se hizo una revolución, se tiró de talonario y todo se fue al traste. Por eso creo firmemente en la humildad y en el trabajo bien hecho, en el fútbol (y en la vida) cuando levantas los pies dos palmos del suelo, inmediatamente te cortan las alas. 

Un saludo y ¡¡AUPA EFESÉ!!

No hay comentarios:

Publicar un comentario

COMENTA ESTA ENTRADA ¡ES GRATIS!