30 julio 2017

La doble B, el condensador de fluzo y Rocky Balboa.

Hoy me voy a poner un poco peliculero. Y no lo digo porque lo que os voy a contar sea una milonga sino porque voy a hacer un par de referencias a Hollywood para darle una nueva vuelta de tuerca a la situación que vivimos en nuestro amado Fútbol Club Cartagena.

Tal y como cuenta Marty McFly en el clásico del cine de aventuras "Regreso al Futuro", Doc Brown tuvo la idea del condensador de fluzo tras golpearse en la cabeza con el lavabo al resbalar cuando trataba de colgar un reloj de pared en el baño subido en el retrete. La idea acudió a él como una visión cuando despertó del estado de inconsciencia. Pues bien, algo parecido me sucedió a mi ayer sábado por la mañana cuando me encontraba también en el retrete, aunque no precisamente colgando un reloj. Se conoce que, a causa del descomunal esfuerzo que estaba realizando, acumulé demasiada sangre en cerebro y, fruto de ello me vino a la mente un recuerdo, una imágen de cuando era un crío que enseguida relacioné con la actual situación que está viviendo nuestro Efesé.

Os cuento... Estábamos en clase, todavía íbamos a séptimo de EGB, eran aproximadamente las cuatro de la tarde de un mes de junio (antes teníamos clases por la mañana y por la tarde, ¡vaya cosas!). Ya casi estaban ahí las vacaciones por lo que las clases eran  más distendidas; estaba todo el pescado vendido, los exámenes terminados y nos la pasábamos hablando y riendo un poco de todo.

Nuestra profesora, doña Matilde, se llevaba a su hijo pequeño "Carlitos" casi todas las tardes al colegio por esas fechas, ya era conocido por todos nosotros. Carlitos era un niño de unos siete u ocho años, un poco repipi, delgadito y algo escuchimizado; tenía una nariz prominente, bastante feote, la verdad. Nos hacía mucha gracia escucharle hablar porque era muy fino, no parecía de Cartagena, tenía muchas leyes y gesticulaba un montón con las manos. Pues bien, esa tarde estábamos en clase, mirando por la ventana como Carlitos intentaba integrarse, jugar con otros niños de su edad que andaban por el patio, lo cierto es que le estaba cayendo una buena lluvia de ostias, le estaban caneando vamos. Nosotros nos asomamos a la ventana y le dijimos que viniera hasta donde nos encontrábamos.

- "¿Qué haces Carlitos? ¿es que no ves que te está dando la del pulpo?" le dijimos.
- "No os preocupéis", dijo Carlitos. "Tengo una táctica"
-  "¿Una táctica?" le preguntamos sorprendidos entre risas... "¿y qué táctica es esa?"
- "Sí, yo hago como hace Rocky. Le dejo que me boxee primero para que se canse y luego le boxeo yo a él"

Pues ahí lo tenéis, esa fue mi visión. Aquí está la clave de este mercado de fichajes. Belmonte y Breis, la doble B, están dejando que los rivales les boxeen primero, que fichen, que acaben sus plantillas antes que el Cartagena para después, cuando ya todos tengan sus plantillas completas y no puedan fichar más, golpearles nosotros. Es una táctica arriesgada porque lo cierto es que B&B están recibiendo palos a cascoporro por la espera pero ojo, a Rocky Balboa le funcionó. ¿Por qué no va a funcionar en el FC Cartagena? ¿Quién nos dice a nosotros que cuando el resto de equipos tengan sus plantillas cubiertas y ya no quepan más jugadores, no va a aparecer alguno bueno que ya no nos pueda quitar nadie?

Yo lo veo, la visión fue cristalina y el razonamiento me lo parece aún más. Sea como fuere, a partir de ahora tomaré mis Kellogs all-brans ricos en fibra todas las mañanas por lo que pueda pasar. 

Moraleja. Esto les pasa, señores Belmonte y Breis, por dejarnos tanto tiempo para pensar... Ahora más que nunca, y ya fuera de coñas, estamos a muerte con el Efesé!!


#YoAceptoElReto

No hay comentarios:

Publicar un comentario

COMENTA ESTA ENTRADA ¡ES GRATIS!