11 octubre 2010

El FC Cartagena vuelve a tropezar.

Cuando han transcurrido tan sólo siete jornadas de competición y el trabajo del técnico comienza a ponerse en entredicho es mala señal. Eso es precisamente lo que está ocurriendo en el seno del FC Cartagena dónde, por primera vez desde que Juan Ignacio Martínez se hizo cargo del equipo tras su llegada al fútbol profesional, el puesto de entrenador parece no tener un dueño claro.

No corren buenos tiempos, por tanto, para el club cartagenerista; un club que, a pesar de haber realizado un esperanzador inicio de campeonato, ha visto como sus resultados se tornaban bastante irregulares, hasta llegar al punto de sumar solamente dos de los últimos doce puntos en juego.

La última gota que está haciendo colmar el vaso de la paciencia del presidente y cierto sector de la afición es la trayectoria del equipo como local. Ya en la pasada campaña esta fue la asignatura pendiente, y en esta se está agravando la situación. Cuatro partidos como local con un pobre bagaje de cuatro puntos (1 victoria, 1 empate y 2 derrotas), los mismos puntos que se han logrado como visitante en los tres encuentros disputados como foráneo.

Además se da el hecho de que el Cartagena se está convirtiendo en un equipo chollo para sus rivales: el CD Numancia ganó su primer encuentro ante los de Juan Ignacio; el Córdoba hizo tres cuartos de lo mismo hace tres semanas en el Cartagonova; el pasado fin de semana los albinegros se enfrentaron a un CD Tenerife con ‘cero’ puntos en su casillero y los isleños consiguieron su único punto de la temporada; y el pasado domingo el Nástic de Tarragona, que llevaba cuatro jornadas sin anotar ni un solo tanto, hizo dos en el Cartagonova y a punto estuvo de llevarse los tres puntos.

Todo esto deja en entredicho el trabajo del técnico alicantino, que nunca antes había pasado por una situación similar y comienza a ver como su trabajo es cuestionado desde ciertos sectores de la afición y algunos medios de comunicación (ávidos de polémicas y sedientos de noticias). Por ahora desde el club no ha sido cuestionado el trabajo del entrenador, pero los resultados mandan y, tras la gran temporada realizada el año pasado, parece que el listón quedó demasiado alto. Cuando el pasado año todos estaban dispuestos a sufrir y esperaban una campaña difícil, este han aumentado las exigencias y ya nadie parece acordarse de dónde se encontraba el equipo hace catorce meses.

Yo personalmente creo que es una osadía cuestionar el trabajo de Martínez al frente del equipo, considero que es un entrenador que se ha ganado la confianza de sus jugadores, que mantiene al vestuario unido y que es capaz de revertir esta situación. Tal vez sólo se cuestión de volver a los dorsales dorados en las elásticas albinegros, ya que desde que pusieron en color negro el equipo no ha logrado vencer. Bromas a parte, creo que no hay que someter al equipo tanta presión ni exigir que esté arriba cuando en realidad el FC Cartagena no es un grande de la categoría sino un equipo humilde cuyo único objetivo es mantenerse en la categoría dónde tanto esfuerzo costó llegar. La pasada campaña, sin presión, casi se logra una hazaña; esta temporada los rivales ya conocen el tipo de fútbol que realiza el equipo y no será tan ‘fácil’, por lo que conviene restar presión y poner el listón un poquito más bajo. Nos irá mejor así.

3 comentarios:

  1. para aspirar ha hacer la campaña de la pasada temporada no se pueden escapar tantos puntos y menos de casa, espero que el Cartagena endereze el rumbo y vuelva ha ser el del pasado año
    saludos

    ResponderEliminar
  2. Este año no es el cartagena del pasado , pero bueno.....peores estan otros.... como el murcia por ej ¡¡ saludos ¡¡

    ResponderEliminar
  3. Yo creo que este bache es mejor pasarlo ahora que no al final de temporada,esperemos que estas perdidas de puntos terminen ya y que volvamos a ver al equipo que el año pasado estubo apunto de ascender.

    Un saludo y mucha suerte para el proximo partido

    ResponderEliminar

COMENTA ESTA ENTRADA ¡ES GRATIS!