01 enero 2009

Felíz 2009.

Se nos marcha un 2008 que comenzó titubeante en el seno del FC Cartagena, no fue bien la pasada campaña, en la que varios fueron los técnicos que pasaron por el banquillo albinegro, sin demasiados éxitos ni en el ámbito deportivo, ni por supuesto en el institucional, con un Paco Gómez que semana tras semana nos sorprendía con alguna que otra declaración fuera de tono reprochando actitudes y aptitudes de todo ser viviente que aparecía por el Cartagonova.

Llegó el final de la temporada, con el Cartagena clasificado en zona de nadie, y la ilusión de aficionados y directivos por los suelos, incluso se barajaba la posibilidad de que Paco Gómez abandonase el club, pero finalmente se hizo un nuevo proyecto, y tras una profunda renovación en la plantilla y en la estructura interna del club, se llegó al mes de agosto con una gran plantilla, una ilusionante pretemporada, y unas ilusiones renovadas.

Estas ilusiones son las que hoy aún continúan, estas ilusiones son las que están haciendo soñar al aficionado al fútbol en Cartagena con que el ascenso es posible, y estas mismas ilusiones son las que me hacen pensar que este puede ser nuestro año, lo llevamos diciendo mucho tiempo porque se respira en el ambiente, porque se palpa cada domingo en el estadio, porque todos y cada uno de nosotros en nuestro interior tenemos algo que nos dice que así será, pero al mismo tiempo no queremos hacernos demasiadas ilusiones por si llega ese golpe de todos los años, pero este año, estoy seguro, será distinto.

Este 2008 que se nos va ha sido especialmente afortunado en el plano personal ya que tuvo lugar el nacimiento de mi primer hijo, lo mejor que me ha pasado y me pasará jamás, con él llegó la felicidad a mi hogar, y desde su llegada todo lo que me ha ocurrido ha sido bueno, de lo malo no me acuerdo, yo os quiero desear a todos que el 2009 sea siempre mejor que el año que se nos marcha, yo os quiero desear mucha salud para vosotros y para vuestros seres queridos, ya que teniendo salud todo lo demás queda en segundo plano; pero si a la salud le sumamos el ascenso que tanto el aficionado, como el club y la ciudad se merecen, pues mejor que mejor.

Felíz 2009 a todos, que todo en vuestras vidas sean alegrías, y como no... Long Live Rock & Roll!!!